El Agua, el Azwa y el Yacon

madreagua En los tiempos pre-hispánicos los habitantes del Tahuantinsuyo tenían (según muchos investigadores) la costumbre de no tomar agua corriente, defínase como agua corriente al agua de los ríos, lagunas, etc. Como ejemplo podíamos citar las palabras del Inca Garcilazo de la Vega….”los de mi tierra preferían ser azotados antes de beber agua corriente”, pues tenían la concepción de que el agua era una Divinidad hermana gemela de la Madre (diosa) Tierra (Pacha Mama), al agua la llamaban “YACU” .

Se podría decir que tenían temor de ser castigados porque el que bebía agua corriente sufría enfermedades (hay que tener en cuenta que sus conocimientos de potabilizacion del agua eran mínimas). Pero era imperiosa la hidratación del cuerpo humano, es así que los indios del Perú tenían como hidratante obligado a la “Chicha” en sus diversos niveles, cuyo nombre era “Azwa”. Además contaban con una raíz que tiene el nombre de “YACON”. El YACON es producto que el 98% de su consistencia es agua, agua ligeramente dulce y que servia de hidratante, pues un trozo de esta raíz se convierte en la boca en el equivalente a una taza de agua, sirviendo ello como un hidratante perfecto. Esta raíz era un cultivo obligado en los tiempos de los Incas, después del Maíz y la Papa, su cultivo establecía los límites de una propiedad a otra. Cuando un indígena se trasladaba por largas distancias llevaba consigo un “Yacon”, el mismo que le servía como una especie de “cantimplora” para saciar su sed, ya que su forma física (al de una botella) es el modo más cómodo de llevar consigo su liquido imprescindible del viajero.

En la actualidad, después de una serie de investigaciones, se ha demostrado que es el hidratante perfecto para las personas que tienen diabetes, pues su azúcar es fácilmente asimilable por el cuerpo y ayuda a mantener los estándares de azúcar normales en la sangre. Su consumo es generalmente de manera directa, es decir, se lava la raíz y se puede comer en estado natural, En las fiestas de Semana Santa en algunas zonas del Perú se consume en forma de láminas gruesas acompañado de aguardiente de caña, se le llama a esta degustación, “Fresco de velorio”.

Rodolfo Tafur.
Contacto: rodotafur@yahoo.com.mx

Comments are closed.